Nectario de Égina

De OrthodoxWiki
Saltar a: navegación, buscar
Ícono de San Nectario de Égina

San Nectario de Égina o San Nectario de Pentápolis (1846-1920), metropolitano de Pentapolis y Hacedor de Maravillas de Égina, fue reconocido oficialmente como santo por el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla en 1961. Su festividad se celebra el 9 de noviembre. De vez en cuando su nombre se escribe Nektarios.

Biografía

Anastasios Cefalas (su nombre real) nació el 1 de Octubre de 1846 en Selybria, Tracia, en el seno de una familia pobre, a la edad de 14 años se mudó a Constantinopla para trabajar y continuar con su educación.

En 1866 se mudó a la isla de Chios, donde enseñó en una escuela durante siete años. Allí se convirtió en monje a la edad de treinta años (lo cual en sí mismo es bastante inusual), tomando el nombre de Lázaro. Tres años después de convertirse en monje, fue ordenado diácono, tomando el nombre de "Nectario".

Durante sus años como estudiante de la Universidad de Atenas escribió muchos libros, folletos, y comentarios Bíblicos, graduándose de sus estudios de teología en 1885. Después de su graduación fue a Alejandría, Egipto, donde fue ordenado sacerdote por el Patriarca Sofronio en la Catedral de San Sabas de Alejandría el 23 de marzo de 1883, sirviendo a la Iglesia en El Cairo con gran distinción. En la Iglesia de San Nicolás de esta última ciudad, fue elevado a archimandrita en agosto del mismo año.

En reconocimiento de su piedad y brillantez como predicador, además de su capacidad administrativa, fue consagrado obispo metropolitano de Pentápolis, Sede Egipcia de la Libia Oriental, por el Patriarca Sofronio de Alejandría y Toda África el 15 de enero de 1889, en su parroquia, la Iglesia San Nicolás de El Cairo. Sirvió como obispo en El Cairo por un año, pero fue injustamente destituido de su puesto por clérigos que envidiaban su popularidad con la gente y que inventaron mentiras sobre él. El Patriarca Sofronio se rehusó a escuchar a San Nectario, quien fue expulsado de Egipto en 1890, sin pruebas ni explicación, y nunca se le dio una oportunidad para defenderse.

Después de su destitución, volvió a Grecia en 1891, donde fue nombrado predicador en la jurisdicción de Euboia, una gran isla griega, al norte de Atenas, donde sirvió por dos años y medio. En 1893 fue transferido a parte de la Grecia continental, al oeste de Atenas, donde sirvió como predicador con la misma gran eficacia que tuvo en Euboia.

San Nectario de Égina (1846-1920)

En 1894 fue nombrado director de la Escuela Eclesiástica Rizarios en Atenas, donde su servicio fue ejemplar durante quince años. En ese tiempo desarrolló muchos cursos de estudio, y escribió numerosos libros, todo mientras predicaba mucho por todo Atenas.

En 1904, a petición de varias monjas, estableció un monasterio para ellas en la isla de Égina, que recibió el nombre de "Monasterio de la Santísima Trinidad".

En diciembre de 1908, a la edad de 62 años, San Nectario renunció a su cargo de director de la Escuela Teológica Rizarios y se retiró al Convento de la Santísima Trinidad en Égina, donde vivió el resto de su vida como un monje. Él escribió, publicó, predicó, y escuchó confesiones de aquellos que vinieron desde cerca y lejos solicitando su perspicacia espiritual. Mientras estuvo en el monasterio, cuidó los jardines, acarreó piedras, y ayudó con la construcción de los edificios del monasterio, que fueron edificados con sus propios fondos.

San Nectario falleció al atardecer del 9 de Noviembre de 1920 (el día después de la conmemoración de los Arcángeles San Miguel y San Gabriel), tras su hospitalización por cáncer a la próstata. Su cuerpo fue llevado al Convento de la Santísima Trinidad, donde fue enterrado por un Hieromonje llamado Sabas, quien más tarde pintó el primer ícono de San Nectario. A su funeral asistieron multitudes de personas de todas partes de Grecia y Egipto.

Las reliquias de San Nectario fueron removidas de su tumba el 2 de Septiembre de 1953. Sus reliquias distribuyeron una hermosa fragancia.


Decisión del Patriarcado de Alejandría

Alejandría, 15 de Septiembre de 1998

El Espíritu Santo ha iluminado a los miembros reunidos del Santo Sínodo del Patriarcado de Alejandría y Toda África, bajo el liderazgo de S.B. Pedro VII, Papa y Patriarca de Alejandría y Toda Africa, a más de un siglo desde que San Nectario, el gran Maestro y Padre de la Santa Iglesia Ortodoxa de Oriente, fuera expulsado de la Iglesia de Alejandría, para alcanzar la siguiente decisión:

Tomando en cuenta la resolución de la Iglesia de ubicar a San Nectario entre los santos, debido a sus innumerables milagros y su aceptación dentro de la conciencia religiosa de los cristianos Ortodoxos a través del mundo, apelamos a la misericordia de Dios, siempre caritativo

Nosotros, por este medio, restauramos el orden eclesiástico del Santo de nuestro siglo, San Nectario, y le concedemos todos los creditos y honores debidos. Suplicamos a San Nectario que perdone tanto a nosotros, indignos como somos, y a nuestros predecesores, nuestros hermanos en el Trono de Alejandría, por la oposición al Santo y por todo lo que, debido a la debilidad o error humano, sufrió nuestro Santo Padre, Obispo de Pentápolis, San Nectario.

+ PEDRO VII
Por la Gracia de Dios
Papa y Patriarca de Alejandría y toda África.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Donate

Please consider supporting OrthodoxWiki. FAQs

Herramientas
Otros idiomas